¿Conoces todos los anticonceptivos que hay? Los métodos anticonceptivos más comunes.

Publicado por: Anna Beltrán En: Inicio Comentario: 0 Golpear: 143

Dando por supuesto que conocéis los típicos, a lo mejor no os habíais planteado que existen otros tipos de anticonceptivos con los que os podáis sentir más cómodos/as o que os hagan disfrutar más de las relaciones sexuales. Descubre qué aporta cada uno y cuál se adapta más a vuestras necesidades.

Sabemos que da cierto apuro preguntar esto directamente en la farmacia o incluso al médico (¡aunque jamás deberíais guardaros esta clase de dudas!), por eso queremos daros información muy útil y accesible sobre estos temas que a veces se convierten en tabú.

 

¿Cuál es el anticonceptivo más apropiado?

 

Depende: el más apropiado depende de la salud general de la persona, su edad, su estado sentimental, la frecuencia de relaciones sexuales, la cantidad de parejas sexuales, los planes de futuro e incluso de casos de determinadas enfermedades en antecedentes familiares.

Por eso, cuando hablamos de anticonceptivos hay que tener en cuenta que la misión principal de estos es la de evitar un embarazo. Pero no todos son apropiados para todo el mundo, y hay que tener en cuenta otras características que pueden ser determinantes a la hora de decidirnos.

 

Tipos de anticonceptivos

  1. Anticoncepción reversible de larga duración (los LARC)

  2. Métodos hormonales

  3. Métodos de barrera

  4. Anticonceptivos de emergencia

  5. Esterilización o permanentes

1. Anticoncepción reversible de larga duración

Cuando hablamos de larga duración, hablamos de años. Estos son los métodos con mayor índice de eficacia en la prevención de embarazos.  

 

Entre estos, los más conocidos encontramos los métodos intrauterinos: el DIU (dispositivo intrauterino) o SIU (sistema intrauterino). Para estos métodos es necesaria la intervención de profesional sanitario, que inserta un pequeño dispositivo en forma de T en el útero para evitar el embarazo. Los hay DIU hormonales y DIU de cobre y las diferencias radican en el material, en la forma de evitar la fecundación y en la duración de estos dispositivos en el útero.

 

  •       El DIU hormonal evita la fecundación mediante la liberación de hormonas
  •       El segundo es una opción libre de hormonas que consiste en un alambre de cobre enrollado alrededor del dispositivo que produce una reacción inflamatoria que resulta tóxica para espermatozoides y óvulos, evitando así el embarazo.

 

Otro método anticonceptivo de larga duración es el implante, que consisten en varillas implantables mediante cirugía bajo la piel en la parte superior del brazo de la mujer. Estas varillas, al igual que los DIU hormonales, liberan progestina que es la hormona que puede impedir que los ovarios liberen los óvulos.

DIU de cobre y DIU hormonal - Anticonceptivos de larga duración

2. Métodos hormonales

Los métodos hormonales, como su nombre indica, usan hormonas para regular o detener la ovulación y evitar el embarazo. Se pueden introducir estas hormonas vía oral o a través de parches cutáneos , geles transdérmicos, anillos vaginales, sistemas intrauterinos y varillas implantables. Hay diversas variedades entre todos estos métodos que se diferencian por el método de aplicación, la efectividad y la durabilidad. Para cualquiera de estos métodos es necesaria una receta por parte de tu ginecólogo.

Anticonceptivos hormonales- Farmacia Gran Vía - Parche Pastillas anticonceptivas y anillo vaginal

¿Tienen algún riesgo los métodos hormonales? En un principio no, pero es importante y vital que sea el profesional médico quien determine si existe algún factor de riesgo en la paciente, puesto que hay casos en los que no se recomienda el uso de estos anticonceptivos.

3. Métodos de barrera

Como el nombre indica, su misión es poner una barrera entre el esperma y el útero. Son la mejor solución para aquellas mujeres que no puedan usar anticonceptivos hormonales.

Entre estos encontramos:

  • El preservativo común: el método más eficaz para prevenir ETS. El más recomendable cuando se tienen diversas parejas sexuales. 
  • El preservativo femenino: también protege contra las enfermedades sexuales más frecuentes, pero su tasa de efectividad es menor ya que hay más riesgo de contacto de las mucosas. Su formato es similar al del preservativo común pero en este caso se lo coloca la mujer. Su uso no está tan generalizado, pero es una opción que poco a poco está dejando de ser tan desconocida.
  • Espermicida: se trata de un químico que destruye los espermatozoides. Viene en distintas presentaciones: crema, gel, película y supositorio. Se inserta en la vagina, cerca del útero, como máximo 30 minutos antes de mantener relaciones. Su efectividad es la más baja, por eso se recomienda usarlo junto a otra solución anticonceptiva. No previene de la transmisión de ETS y además puede tener efectos secundarios como reacciones alérgicas o vaginitis.
  • El diafragma: se trata de una cúpula flexible con poca profundidad hecha de silicona, látex o goma blanda. Es reutilizable, y se coloca frente al cuello uterino cada vez que se vaya a tener relaciones sexuales, y posteriormente debe mantenerse entre 6 y 8 horas para evitar el embarazo. Como no cubre la mucosa de la vagina, no previene de las ETS. Para este método se necesita prescripción médica.
  • Esponja vaginal:  es un dispositivo de espuma de poliuretano con espermicida. Se debe retirar pasadas seis horas desde la relación sexual. No previene de las ETS.

4. Anticonceptivos de emergencia

Estos son los anticonceptivos que se usan tras haber mantenido relaciones sexuales sin protección, o haber fallado el método utilizado, como puede ser la rotura del preservativo.

  •       El más común es la famosa píldora anticonceptivo de emergencia o píldora del día después, que bajo ningún concepto debe usarse como anticonceptivo habitual ya que es un método agresivo que tienen algunos efectos secundarios sobre la mujer, como náuseas y vómitos, dolor de cabeza y abdominal, hipersensibilidad de los senos, diarrea, cansancio general y/o sangrado fuera del periodo menstrual. Debe tomarse dentro de las 72 horas posteriores de haber mantenido relaciones. Para detener con mayor éxito la posibilidad de embarazo, es recomendable ingerirla en las inmediatas 12 horas después, puesto que cuanto más tarde se tome, menor efectividad.
  •       También se puede instalar el DIU de cobre hasta 120 horas después de mantener relaciones, garantizando casi un 100% de efectividad. Para esta solución debes contar con profesional médico.

 

5. Esterilización

Sin duda alguna, este es el método infalible en la prevención, y es permanente. Suponemos que habrás oído de la ligadura de trompas o la vasectomía: son dos procedimientos quirúrgicos por los que pasa mujer y hombre respectivamente para esterilizarse de por vida. Se someten a este procedimiento aquellas personas que ya han cumplido con su deseo reproductivo.  

  •       La ligadura de trompas consiste en cortar, atar o sellar las trompas de Falopio. De esta manera, se bloquea el paso entre ovarios y útero, por lo que el esperma no puede llegar a fecundar el óvulo, y tampoco llegar al útero posteriormente.
  •       La vasectomía es el procedimiento mediante el que se corta, cierra u obstruye el camino entre testículos y uretra, de modo que el esperma no pueda abandonar el testículo. Cabe mencionar que no es efectivo desde el momento que se realiza esta intervención, sino que puede tardar hasta 3 meses.

 

¿Cuál es el nivel de eficacia y la duración de cada uno?

Anticonceptivos - Durabilidad y efectividad de cada uno

Comentarios

Deje su comentario

Últimas Noticias